Minera Zaldívar: La posibilidad de hacer lo imposible

Una estrecha competencia se originó cuando la canadiense Barrick Gold Corporation puso a la venta uno de sus activos en Chile, la mina de cobre Zaldívar, ubicada en la II Región. Sobre cómo Antofagasta Minerals logró ganar la carrera, dejando atrás a más de 20 empresas y adjudicándose el 50% de la compañía, conversamos con el actual vicepresidente de Desarrollo, Andrónico Luksic L., quien lideró el equipo que negoció la compra.

Comprar una mina de cobre en funcionamiento y a un precio razonable era prácticamente impensable hace algunos años. Sin embargo, dadas las cambiantes condiciones en los mercados mundiales de commodities, esto es hoy una realidad.

Así lo demostró el Grupo Minero con el acuerdo de compra del 50% de Minera Zaldívar, el que se firmó en agosto de 2015 con Barrick Gold Corporation y que debería concretarse antes de fin de año, una vez que las autoridades anti-monopolio de Brasil, China y la Unión Europea, aprueben la transacción. Cuando eso ocurra, Antofagasta Minerals se convertirá en el controlador de este valioso activo.

“La adquisición del 50% de Minera Zaldívar fue una decisión estratégica tomada con el objetivo de contribuir a nuestra meta de crecimiento. Fue una compra que nos permitió aprovechar nuestra solidez financiera y adquirir parte importante de un yacimiento que hoy está en producción y que tiene costos competitivos”, explicó el Presidente Ejecutivo de Antofagasta Minerals, Iván Arriagada.

Una oportunidad que se aprovechó gracias a los ingresos provenientes de la venta de Aguas Antofagasta (ADASA), un activo no minero que permitió contar con caja para invertir en otro relacionado con el core del negocio y así reemplazar la producción de Michilla, una vez que ocurra su cierre.

El hecho de que el Grupo tenga vasta experiencia operando minas de cobre en Chile fue también un factor decisivo para otorgarle el 50%, explica el vicepresidente, ya que las otras dos empresas que compitieron hasta último minuto, no tenían trayectoria como operadores mineros en Chile.

“En la vicepresidencia de Desarrollo somos un equipo joven y con ganas de hacer cosas. La contingencia y el panorama global nos han hecho mirar las oportunidades de una manera distinta. Antes evaluábamos más y hacíamos menos. Ahora evaluamos, pero tratamos de hacer más”, señaló Andrónico Luksic con respecto al proceso de adquisición.

Según el contrato firmado por ambas compañías, Antofagasta Minerals será el operador de Minera Zaldívar mientras mantenga, al menos, el 50% de la propiedad. Además, se estableció un directorio con tres miembros representando a Barrick y otros tres en representación de Antofagasta Minerals. Este directorio va a operar por consenso en cuanto a las decisiones importantes de la minera.

A parte del atractivo de comprar una mina de baja complejidad, ya funcionando, y con una intensidad de uso de capital más baja que la de una mina recién entrando en operación, Minera Zaldívar presenta por su ubicación ciertas oportunidades de sinergias.

Dado que la capacidad de la planta de extracción por solvente y electro-obtención de la compañía no está siendo utilizada completamente, existe la posibilidad de usarla también para prestar servicios de maquila a otras mineras, incluyendo a Escondida, puntualizó Andrónico.

Por ahora, y hasta que finalice formalmente el proceso de compra, las áreas funcionales del Centro Corporativo están trabajando para tomar rápidamente el control de Zaldívar y comenzar a operarla según los valores, políticas y procedimientos de Antofagasta Minerals, asegurando su continuidad operacional.

Tributo a la experiencia

“Zaldívar antes era un imposible, algo que no estaba disponible en el mercado”, explicó Andrónico Luksic L., vicepresidente de Desarrollo de Antofagasta Minerals, quien lideró el equipo que negoció la compra.

“Entramos a competir por Minera Zaldívar junto con más de una veintena de otras compañías interesadas. Fue un proceso bastante competitivo, en la segunda ronda pasaron sólo 12 empresas, algunas de las cuales apostaban por quedarse con el 100% de la minera y otras, como nosotros, con el 50% y la responsabilidad de la operación”, cuenta Andrónico Luksic L. En cuanto a la decisión de Barrick de finalmente venderle a Antofagasta, indicó que fueron varios los factores que llevaron a la canadiense a optar por cerrar el acuerdo con el Grupo.

Minera Zaldívar está ubicada en la pre-cordillera de la Región de Antofagasta, a una altura de 3.300 msnm, a 175 kilómetros al sudeste de la ciudad de Antofagasta y cercana a Minera Escondida. Es una mina a rajo abierto que produce cobre por lixiviación en pilas. Ya lleva más de 20 años en operación y tiene reservas para unos 14 años más.