La cumbre del cerro Santa Inés, ubicado entre la IV y la V Región, alberga uno de los últimos fragmentos de bosques relictos en dicha región. Los bosques relictos son remanentes de la biota que pobló extensamente la zona en la antigüedad, reducida hoy en día debido a cambios climáticos.

En el marco de la implementación de la Estrategia Nacional de Biodiversidad, el Estado de Chile ha promovido la identificación de Sitios Prioritarios para la Conservación de la Biodiversidad. El objetivo es relevar aquellas áreas de alto valor que se encuentran sin protección en el actual Sistema Nacional de Áreas Protegidas y buscar estrategias para lograr su conservación en el largo plazo. El cerro Santa Inés, de propiedad privada, fue identificado como uno de estos sitios prioritarios. Sin embargo, se requería una alternativa concreta que permitiera financiar e implementar su conservación.

Minera Los Pelambres explota un yacimiento de cobre en la IV Región de Coquimbo desde el año 1999. En 2014 se comprometió con la conservación del cerro Santa Inés como una medida de compensación por el impacto de sus operaciones sobre la biodiversidad. Esta medida permitirá frenar la degradación del área, gestionar su restauración y conservación en el largo plazo, permitiendo concretar la protección de un sitio prioritario por su alto valor histórico, cultural y natural.

Santa Inés es una demostración de una iniciativa –pronta a implementarse– de cómo los privados pueden apoyar al Estado para incorporar las prioridades del país dentro de su actividad, en lo que se refiere al cumplimiento de la regulación asociada a su actividad productiva.

Fuente: Quinto Informe Nacional de la Biodiversidad, Ministerio del Medio Ambiente. Gobierno de Chile. Año 2014.