La tramitación del Plan Minero de Operaciones, que puede tardar varios años, contará con instancias de participación ciudadana, recopilación de datos pertinentes y análisis de impacto medio ambiental. “Twin Metals será un modelo a seguir para la minería subterránea moderna”, afirmó Iván Arriagada, Presidente Ejecutivo de Antofagasta plc. 


Después de más de 10 años de intensos trabajos de investigación, Twin Metals Minnesota LLC (TMM), filial de Antofagasta plc, ingresó su Plan Minero de Operaciones (MPO, por sus siglas en inglés) a tramitación ante agencias federales y estatales de Estados Unidos. Con esto se da inicio al proceso para obtener los permisos ambientales y operacionales requeridos por las autoridades norteamericanas para la extracción subterránea de cobre, níquel y metales del grupo del platino en el estado de Minnesota.

La Oficina de Administración de Tierras, dependiente del Departamento del Interior de los Estados Unidos, y el Departamento de Recursos Naturales de Minnesota serán las entidades encargadas de analizar los documentos, hojas de trabajo e informes contemplados en el MPO. El proyecto, que incluye el estudio de aguas superficiales y subterráneas más grande realizado en toda la historia del noreste de Minnesota, deberá obtener permisos de parte del gobierno federal, así como del gobierno de ese estado.

“La presentación del MPO marca el inicio de una etapa clave en el crecimiento y desarrollo de nuestras operaciones en el extranjero”, afirmó Iván Arriagada, Presidente Ejecutivo de Antofagasta plc. “Una vez que la mina esté operando, generará más de 700 nuevos empleos directos en la región, además de unos 1.400 externos”, agregó el ejecutivo. El proceso, que debiese durar varios años, contará con instancias de participación ciudadana, recopilación de datos pertinentes y análisis de impacto medioambiental.

Hasta hoy, TMM ha invertido más de US$450 millones en el proyecto. La construcción de la mina implicaría una inversión total cercana a los US$1.700 millones, lo que se traducirá en un reimpulso de la actividad económica en la zona gracias a la generación de empleos e ingresos para los gobiernos estatales y federales, a través del pago de royalties e impuestos.

“Durante más de un siglo Minnesota ha liderado en Estados Unidos el desarrollo minero y la regulación para garantizar estándares ambientales y laborales”, comentó el ejecutivo. “En el Proyecto Twin Metals estamos comprometidos con una operación segura y sustentable desde todo punto de vista. Queremos aplicar lo que hemos aprendido en Chile, donde Antofagasta Minerals ha buscado siempre innovar en temas ambientales. Somos la única compañía minera del país que tiene meta concreta de reducción de emisiones y hemos firmado nuevos contratos de suministro energético con los que varias de nuestras operaciones usarán sólo energías renovables. En Chile fuimos pioneros tanto en el uso de agua de mar sin desalar como en la implementación de relaves espesados. Por lo mismo, estamos convencidos de que TMM será un modelo a seguir para la minería subterránea moderna en Estados Unidos”, concluyó Iván Arriagada.

Gerencia de Comunicaciones