Si bien la electro movilidad ha existido en Chile hace muchos años, en los antiguos carros por ejemplo, la llegada de la Fórmula E al país ha sido instrumental para destacar su importancia para un futuro más verde, señalaron ejecutivos al anunciar el retorno de este evento a Santiago en enero del próximo año.

Con este campeonato, con Antofagasta Minerals como auspiciador principal de la fecha en Chile desde 2018, “hemos puesto una cabeza de playa para que se pueda tener electromovilidad en Chile y también la importancia del cobre en su desarrollo e implementación. También hemos compartido el rol fundamental que juega el cobre para una economía baja en emisiones de carbono ”, declaró René Aguilar, vicepresidente de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad del Grupo Minero.


Gracias a la realización de la Fórmula E en nuestro país, se ha ido destacando la importancia de la electromovilidad para tener un futuro sin emisiones y sin ciudades contaminadas, además de la necesidad de usar dos metales producidos en nuestro país, cobre y litio.

El campeonato ABB FIA Fórmula E anunció que por tercera vez se correrá el "Antofagasta Minerals Santiago E-Prix" , que se llevará a cabo el 18 de enero de 2020 en el Parque O'Higgins. En la sexta temporada, que comienza en Arabia Saudita en noviembre, se incorporan dos equipos nuevos, Mercedes-Benz y Porsche. Este último fabricante deja su tradicional participación en las 24 Horas de Le Mans para dedicar a los monoplazas eléctricas.

Dado el rol central que tiene el cobre en la electromovilidad, Antofagasta Minerals, uno de los diez mayores productores de cobre en el mundo, se mantiene como Global Copper Mining Sponsor de la Fórmula E y por tercer año consecutivo, será Title Sponsor (auspiciador principal ) de la carrera a realizado en Santiago.

Con este campeonato, con Antofagasta Minerals como auspiciador principal de la fecha en Chile desde 2018, “hemos puesto una cabeza de playa para que se pueda tener electromovilidad en Chile y también la importancia del cobre en su desarrollo e implementación. También hemos compartido el rol fundamental que juega el cobre para una economía baja en emisiones de carbono ” , declaró René Aguilar, vicepresidente de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad del Grupo Minero.

Un vehículo eléctrico requiere entre cuatro y cinco veces más cobre que uno convencional. De hecho, René Aguilar señaló que al 2027 la demanda de cobre para ser utilizado en vehículos eléctricos crecerá a 1,7 millones de toneladas , lo que equivale a casi un tercio de todo el cobre producido en Chile actualmente.

“A nosotros como empresa nos movimos poder facilitar que los chilenos y chilenas puedan relacionar el cobre, ya que es una de las principales exportaciones de Chile, y una economía descarbonizada. Este metal no es solo clave para los vehículos eléctricos, sino también para las energías limpias, como las eólicas o solares ” , señalado el ejecutivo