El entendimiento logró conciliar las expectativas de los trabajadores con la sustentabilidad de la operación en el largo plazo. Así explicó la Compañía el resultado del proceso de negociación colectiva iniciado a fines de junio con su Sindicato de Supervisores.
Los alcances del acuerdo quedarán plasmados en un contrato colectivo que tendrá una duración de 36 meses.


Un arreglo satisfactorio que logró plasmar los intereses de las partes y velar por la sustentabilidad de la operación en el largo plazo, así definió Luis Sánchez, Gerente General de Minera Zaldívar, el acuerdo alcanzado ayer con el Sindicato de Supervisores de la Compañía.

El entendimiento, logrado durante la etapa de mediación, contempla un bono por término de negociación de $7 millones y un préstamo de $1,5 millones para cada trabajador, entre otros beneficios. A su vez, introduce una serie de mejoras a las prácticas operacionales que permitirán potenciar la productividad de la minera.

Tal y como explicó Sánchez, “tras más de dos meses de negociación logramos concluir este proceso con un acuerdo en que se recogen tanto las inquietudes de los trabajadores como aspectos asociados a la productividad de la faena, necesarios para garantizar la sustentabilidad de Minera Zaldívar”.

El ejecutivo destacó además el espíritu de diálogo, respeto y colaboración que primó a lo largo de todo el proceso, el que a su juicio permitió acercar puntos de vista y alcanzar un entendimiento satisfactorio para todos.

Los alcances del acuerdo fueron plasmados en un contrato colectivo que tendrá una duración de 36 meses.