Las ideas, y la fuerza para llevarlas adelante, están en los orígenes de Antofagasta Minerals e inspiran nuestra gestión de manera permanente. Sin la capacidad y voluntad para innovar, no habría sido posible el crecimiento del Grupo en los últimos 25 años.

Por eso, la innovación es parte de nuestra Carta de Valores: reconocemos y fomentamos las nuevas ideas que permiten mejorar nuestras prácticas de trabajo y las maneras de relacionarnos con otros, buscando crear valor para la organización, las personas y el entorno.

Creemos en la innovación y en nuestra capacidad de mejorar en forma constante. En consecuencia, impulsamos iniciativas que den respuesta a las necesidades del entorno y generen una nueva forma de hacer minería.

Siguiendo esta visión, Antofagasta Minerals ha reemplazado el uso de agua continental por agua de mar en zonas de escasez hídrica. Desde 1992, cuando diseñó un proceso para producir cátodos de cobre con agua de mar sin desalinizar en Minera Michilla, se ha avanzado en integrar esta tecnología a otros yacimientos, como Minera Esperanza (hoy parte de Centinela) y en Minera Antucoya.

Asimismo, el proyecto de Desarrollo de Minera Centinela (DMC), hoy en evaluación ambiental, utilizará agua de mar, tal como se hará en los incrementos futuros en la producción de Minera Los Pelambres, aunque en este último caso será desalinizada. En 2015, el 45% del agua utilizada por las compañías del Grupo Minero provino del mar.

Por otra parte, Centinela es también la primera operación minera a gran escala que usa la tecnología de relaves espesados; ello permite reutilizar una mayor cantidad de agua, lo que amplía depósitos más pequeños y más estables en comparación con los relaves convencionales.

En Minera Los Pelambres la innovación ha permitido integrar el uso de energías renovables no convencionales como la eólica y solar. Actualmente, cerca del 60% de la energía que requiere esta operación, ubicada en la cuarta región de Chile, proviene de este tipo de fuentes que no generan emisiones al ambiente.

También estamos cambiando, de manera novedosa, la forma como nos relacionamos con las comunidades que viven en torno a nuestras operaciones. El programa Somos Choapa, de Minera Los Pelambres, ha permitido definir una visión de desarrollo común entre los vecinos, las autoridades y la Compañía.

Junto con todo lo anterior, Antofagasta Minerals está impulsando nuevos aprendizajes para avanzar en el desarrollo de una tecnología propia, basada en el uso de cloruro de calcio y temperatura, para extraer cobre desde sulfuros primarios de baja ley y hacerlo de manera rentable. Este proceso, llamado Cuproclhor, está siendo probado en una planta piloto construida en las antiguas instalaciones de Minera Michilla.

¿Qué queremos hacer?

Queremos que la innovación se transforme en un motor que atraiga, convoque, motive y dinamice.

Por esta razón, Antofagasta Minerals creó un Directorio de Innovación, presidido por el Presidente Ejecutivo de Antofagasta plc y formado por profesionales de distintos ámbitos, para impulsar un plan de innovación que busca generar impactos positivos en cinco dimensiones:

  • Técnica
  • Seguridad
  • Relacional
  • Organizacional
  • Modelo de negocio

El Directorio de Innovación decidió priorizar el trabajo en aspectos claves para el desarrollo de Antofagasta Minerals:

  1. Depósitos de relaves.
  2. Procesamiento de minerales de baja ley.
  3. Eficiencia energética y uso de energías renovables.
  4. Movimiento de grandes volúmenes de material.
  5. Impacto de la contribución social sobre comunidades.
  6. Automatización y robotización.

 ¿Dónde queremos llegar?

Hemos definido como nuestro horizonte el período 2020-2030, que va más allá del actual plan quinquenal, apuntando hacia el largo plazo.

Queremos ser una Compañía reconocida por su interés en realizar cambios que agreguen valor y nos organizamos con el fin de impulsarlos. Esto implica tener un proceso definido para innovar, donde el error es considerado como una herramienta de aprendizaje.

Buscamos lograr mejoras en el mediano plazo que tengan alto impacto, adaptando tecnologías y generando procesos innovadores, tarea que esperamos desarrollar en colaboración con otros actores (centros tecnológicos, universidades).

¿Cómo lo vamos a hacer?

Para lograr nuestros objetivos en innovación vamos a:

  • Formalizar una estructura, proceso y sistema de innovación en Antofagasta Minerals, con roles y recursos definidos.
  • Sistematizar un proceso de captura y aprobación de ideas a través de un Directorio de Innovación.
  • Fomentar la captura de ideas a través de un proceso sistemático y difundido.
  • Promover los facilitadores de una cultura proinnovación.
  • Reconocer las ideas que se concreten a partir de este esfuerzo conjunto.