Entendemos que gestionar la sustentabilidad de las operaciones supone cumplir con los compromisos asumidos y contribuir de manera visible y efectiva al desarrollo local. Esto implica también prevenir y mitigar los impactos durante todo el ciclo minero, desde la exploración al cierre de las faenas.
Durante los últimos dos años, en Antofagasta Minerals hemos innovado en nuestra forma de relacionarnos, privilegiando una visión de desarrollo de largo plazo en los territorios donde operamos, plasmada a través de un trabajo conjunto con sus habitantes, los gobiernos locales y los organismos del Estado.

Estamos decididos a contribuir con el desarrollo sustentable de las comunas que acogen nuestras exploraciones, operaciones y proyectos. Esta convicción nos convoca a comprender los desafíos del territorio y a hacernos parte de las soluciones, trabajando junto a las comunidades,  autoridades y otros actores implicados.

Actuamos apoyados en nuestros valores corporativos, priorizando la seguridad y la salud, los derechos humanos, el diálogo, la transparencia y la contribución al desarrollo local, alineadas con los principios del ICMM (International Council on Mining and Metals) sobre los aspectos clave de la sustentabilidad.

Gestión de Comunidades

Hemos aprendido que mantener una relación permanente con nuestros grupos de interés es parte central de la gestión del negocio. También que, en este ámbito, para lograr un buen resultado es fundamental desarrollar procesos participativos, inclusivos y transparentes.

En este contexto, nuestras compañías mantienen un conjunto de mecanismos de diálogo con las comunidades, tales como mesas de trabajo, monitoreos participativos, visitas a faena, diálogos ciudadanos, entre otros. Asimismo, contamos con un sistema formal para recibir, investigar y responder los reclamos de los vecinos.

La comunicación con nuestros grupos de interés se realiza a través de canales formales, que incluyen reuniones abiertas y periódicas, grupos de trabajo conjunto entre la comunidad y la Compañía (para monitorear y analizar problemas específicos), el uso de medios de prensa y visitas de miembros de la comunidad a nuestras faenas mineras.

Además, en el año 2013, Los Pelambres desarrolló un nuevo proceso de relacionamiento con la comunidad, denominado “Somos Choapa”, que significó un mejoramiento importante del diálogo y la vinculación entre los vecinos y la Compañía. Las operaciones del Grupo en la región de Antofagasta también participan en alianzas de desarrollo local, tales como CREO Antofagasta y Valor Minero.

Queremos que nuestras operaciones y proyectos se constituyan en un factor de desarrollo para  la generación de empleo y en un incentivo al emprendimiento y la transferencia de conocimientos.

La producción de Minera Los Pelambres aportó el 58% de las exportaciones de la región de Coquimbo en 2015. En tanto, las tres compañías del norte, en conjunto, representaron el 7% de las exportaciones de la región de Antofagasta.  

Los derechos e impuestos pagados por las compañías mineras, sus empresas contratistas y trabajadores directos e indirectos, también constituyen un aporte importante a las arcas municipales y del Estado.

Complementariamente, como Compañía destinamos recursos económicos y técnicos para apoyar el desarrollo y las capacidades de los vecinos y comunidades en nuestras áreas de influencia.

A lo largo de los últimos años hemos podido apoyar iniciativas como las siguientes:

 Inversión social e infraestructura:

  • Desarrollo de programas agrícolas sustentables, incluyendo un proyecto de riego tecnificado y a gran escala, además del apoyo técnico para pequeños agricultores en la región de Coquimbo.

  • Inversión en proyectos de infraestructura para la recuperación de espacios públicos y rehabilitación de puntos de encuentro comunitarios tales como plazas, instalaciones deportivas y escuelas.

  • Suministro de agua potable mediante cofinanciamiento, junto a otras compañías mineras presentes en la zona, de la construcción de dos estanques elevadores de agua, contribuyendo así con el nuevo Sistema de Abastecimiento de Agua Potable y Tratamiento de Aguas Servidas para la comuna de Sierra Gorda.

  • Contribución al proyecto de  suministro de agua potable para la localidad Michilla a través de la entrega de una planta desaladora, que hoy es administrada por la Municipalidad de Mejillones.

  • Desarrollo de nuevas ciclovías para la ciudad de Antofagasta a través del financiamiento de sus diseños y los estudios pertinentes. Además, del apoyo al plan de activación de las ciclorecreovías en el borde costero como parte del plan Antofagasta en Bicicleta (AEB) que impulsa el CREO Antofagasta.

  • Entrega de becas en apoyo para la formación de vecinos en carreras técnico-profesionales.

  • Oportunidades de formación de aprendices en operación Mina y Planta.

Este nuevo proceso de relacionamiento y gestión territorial, denominado Somos Choapa, consiste en una plataforma integrada para el desarrollo sustentable de la provincia del Choapa y una carta común para la inversión tanto pública como privada en el corto, mediano y largo plazo. 

Propone una metodología para sostener un diálogo permanente con las comunidades vecinas a Minera Los Pelambres, las autoridades y otros grupos de interés locales. De esta manera, busca reducir las asimetrías entre los distintos actores que coexisten en el territorio, a través de la transferencia de poder en la toma de decisiones y la incidencia de éstos en los resultados concretos del proceso de diálogo. 

En este sentido, Somos Choapa se basa en los siguientes principios operativos: transparencia, diálogo, colaboración, trazabilidad, excelencia y sustentabilidad integrada al negocio.

Las principales características del proceso son:

- Relacionamiento proactivo basado en el diálogo con las comunidades, las autoridades y otros grupos de interés locales, para:

  • Identificar controversias, desafíos y oportunidades con las comunidades y actores públicos o privados.
  • Construir una visión compartida para el desarrollo del territorio.
  • Diseñar un portafolio de proyectos y programas para cumplir esa visión.

- Fomento de un proceso de diálogo – representativo y numeroso – con distintos grupos de interés, de manera de asegurar que los resultados sean un reflejo de las necesidades y objetivos locales.

-Trabajo en alianza con el gobierno nacional, regional y local, permitiendo complementar esfuerzos, acelerar procesos de inversión y fortalecer las capacidades locales

En el marco de nuestra participación en CREO Antofagasta -plataforma de colaboración público-privada regional creada para mejorar la calidad de vida y el desarrollo de esta ciudad- formamos parte del proyecto Antofagasta en Bicicleta. Este proyecto construirá infraestructura para ciclistas en el borde costero de la capital regional con el objetivo de fomentar la conectividad y el deporte.

En concreto, financiamos el diseño de una red de ciclovías y aportamos fondos para su construcción. Mientras avanza este proyecto, auspiciamos la realización de las jornadas organizadas para incentivar el uso de estas alternativas urbanas.

En este contexto, cada domingo, más de 1.500 personas disfrutan de la CicloRecreoVía en la avenida Costanera, cerrada al tránsito de automóviles y abierta a bicicletas, patines y peatones.

 

Gestión de Conflictos

Dentro del contexto de escasez hídrica en el territorio, en febrero de 2015 algunos vecinos de Salamanca bloquearon el camino que lleva a Los Pelambres exigiendo que la Compañía construyera una planta desaladora y no utilizara más derechos de agua del río Choapa.

A través de un proceso de diálogo, que reunió al gobierno local, parlamentarios y organizaciones de usuarios de agua (regantes), así como a los vecinos que protestaban y a representantes de Los Pelambres se logró un acuerdo que incluyó compromisos tanto de las autoridades públicas como de los privados para abordar soluciones a corto y largo plazo respecto del uso y manejo sustentable del agua en el valle.

Gracias a este entendimiento, se ha generado importantes avances en temas como el fortalecimiento de APRs, la implementación de fondos rotatorios destinados a regantes, estudios acerca de un posible nuevo embalse de cabecera y sinergias para el uso de agua desalada, además de otros asuntos relacionados con afrontar eficazmente la escasez hídrica y en los que Minera Los Pelambres ha contribuido de manera activa.

Luego de un conflicto social que se extendió por más de diez años, que incluyó juicios, tomas de caminos y otras acciones, en agosto del año 2015 Minera Los Pelambres inició un proceso de diálogo ampliado con la comunidad del valle del Pupío. Este proceso se configuró luego de un período inicial de conversaciones exploratorias entre un equipo de abogados externos de la Compañía, los representantes de la comunidad y dirigentes sociales de distintas organizaciones.

Lo que motivó a la Compañía a este acercamiento, fue la convicción de que ya no era suficiente cumplir con lo estrictamente judicial y que, por lo tanto, la solución debía ser el resultado de un acuerdo entre la Compañía y la comunidad respecto de cómo ambas partes entendían que MLP debía dar cumplimiento a los fallos de los dos juicios que los mantenían en conflicto, centrando el diálogo en tres puntos clave:

  • Consensuar un plan de diversas obras para restituir las aguas del estero Pupío para uso de la comunidad y otros fines.
  • Implementar medidas de seguridad que garanticen que la población no se vea afectada y que las personas y familias estén siempre protegidas ante eventuales accidentes.
  • Constituir una plataforma de diálogo que permitiese contribuir al desarrollo de la comunidad, mejorando las condiciones de vida de los habitantes del Valle del Pupío.

Luego de nueve meses de conversaciones, en mayo de 2016 se logró un histórico acuerdo con Caimanes, el cual fue suscrito por el 83% de los habitantes y dio término al conflicto.

Este acuerdo considera medidas orientadas a aumentar la tranquilidad de la comunidad del valle del Pupío sobre la seguridad del tranque de relaves, mejorar la disponibilidad de agua para consumo humano y otras actividades, además contemplar la generación de fondos de desarrollo comunitario y familiar. Parte de este acuerdo se materializará cuando concluyan los juicios pendientes entre la Compañía y la comunidad.

En Antofagasta Minerals mantenemos mecanismos formales de consulta y retroalimentación para que trabajadores, colaboradores y comunidades puedan comunicar sus preocupaciones respecto de las operaciones, además de sus reclamos y denuncias, los que pueden hacerse de manera anónima. El Comité de Ética del Grupo Minero es el responsable de investigar estas denuncias oportunamente y su trabajo es supervisado por el Comité de Auditoría y Riesgos.

A continuación, los mecanismos de contacto:
Formulario de contacto
Teléfono

Hasta 2015, en Antofagasta Minerals no teníamos operaciones relacionadas con comunidades indígenas. Sin embargo, sí habíamos llevado a cabo algunas actividades de exploración que requerían involucrar y hacer partícipes a comunidades indígenas locales.

A partir de diciembre de 2015, con la integración de Minera Zaldívar, se ha reforzado este trabajo de diálogo y entendimiento con pueblos originarios. Hemos tenido éxito en mantener una relación respetuosa y mutuamente beneficiosa según lo que establece el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes y de acuerdo a las recomendaciones del ICMM.