Comportamiento del mercado en 2015

  • El precio promedio del cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME) durante 2015 fue de US$2,5/lb, que representa una caída del 19,8% comparado con el promedio de 2014. Los precios se mantuvieron relativamente estables durante la primera mitad de 2015, promediando US$2,69/lb antes de caer durante la segunda mitad del año, cerrando, a fines de éste, en US$2,13/lb. Esta caída reflejó la desaceleración en China y un menor interés en invertir en el sector de materias primas y un dólar más fuerte, lo que deprimió el precio del cobre; ello a pesar de que en ese período el mercado estaba casi equilibrado y solo mostraba un pequeño superávit.

  • La producción global de mina representa un 85% del suministro de cobre refinado total y creció a una tasa levemente inferior a la esperada debido al efecto combinado de problemas de producción en varias minas, atrasos y/o lenta puesta en marcha de expansiones y nuevos proyectos. Varios productores anunciaron el cierre de operaciones con costos altos en respuesta a la caída de los precios. El resto de la oferta proviene de fuentes secundarias, particularmente en forma de chatarra, cuya disponibilidad disminuyó debido a que la caída de los precios generó menores índices de reciclaje: algunos vendedores de chatarra limitaron sus operaciones.

  • Por el lado de la demanda, el mercado más importante es China, que representó en 2015 aproximadamente el 46% del consumo de cobre a nivel mundial. Además de ese país, Europa y Norteamérica siguen siendo los principales consumidores, con 17% y 11%, respectivamente.

Perspectiva del Mercado

  • Existe un consenso generalizado de que el mercado mostrará un pequeño excedente por un par de años y después habrá un déficit, pues la oferta está restringida por falta de inversiones y la demanda sigue creciendo. En la actual situación de menores precios, se han postergado proyectos nuevos y proyectos de reacondicionamiento. También se espera, en el caso de que el precio continúe bajo, hacer recortes en la producción y nuevas postergaciones de proyectos. El crecimiento de la demanda seguirá muy ligado al consumo chino.

  • A principios de 2016, la proyección del precio de consenso para el año fue US$2,20/lb, inferior al 2015, con el dólar manteniéndose fuerte, un crecimiento económico chino incierto bajo esta “nueva normalidad” china y una oferta que sigue creciendo, aunque lentamente.