Proyectos y posibilidades de crecimiento

Queremos expandir nuestra producción de cobre, desarrollando proyectos y buscando oportunidades en Chile y en otros países.

El principal objetivo actual para maximizar el potencial del Grupo es el desarrollo de proyectos dentro de los distritos mineros de Los Pelambres y Centinela. Al mismo tiempo, en Antofagasta Minerals tenemos un portafolio de opciones de crecimiento de más largo plazo y seguimos evaluando las oportunidades que aparecen en el mercado.

Sin embargo, a medida que cae el precio de las materias primas y que existe un mayor énfasis en el control de costos, se produce una disminución natural del gasto en exploración y evaluación, lo que se traduce en un enfoque más riguroso y que obliga a concentrarse en actividades con alto potencial. En 2015, el gasto de exploración y evaluación de proyectos de Antofagasta Minerals cayó 39% comparado con 2014, alcanzando US$101,9 millones.

A su vez, y para diferir el gasto de capital y ajustar la caja del Grupo, el Directorio tomó la decisión de ralentizar el avance de los proyectos de construcción, como el proyecto Óxidos Encuentro y la Planta de Molibdeno Centinela.

PROYECTOS EN CONSTRUCCIÓN

Ubicado en la segunda región de Chile, en la comuna de Sierra Gorda, permitirá a Minera Centinela producir 2.400 toneladas de molibdeno por año. Este proyecto está asociado a la planta concentradora y su costo total de construcción es de US$125 millones. Su puesta en marcha está prevista para 2017.

Más sobre el Molibdeno

En 2015 se inició la construcción del proyecto Óxidos Encuentro en Minera Centinela, el que utilizará agua de mar sin desalinizar, al igual como lo hacen actualmente Centinela Sulfuros y Minera Antucoya. Está ubicado en la segunda región de Chile, a 145 kilómetros al noreste de la ciudad de Antofagasta, en la comuna de Sierra Gorda.

Se espera que el yacimiento aporte en promedio 43.000 toneladas de cátodos de cobre por año, durante un período de ocho años, para lo cual aprovechará la capacidad existente en la planta SX-EW de Centinela. De este modo, esta planta podrá operar a plena capacidad (100.000 toneladas de cobre al año), contrarrestando los efectos del agotamiento y la caída en las leyes del mineral que hoy extrae desde Centinela Óxidos.

El presupuesto de construcción para el proyecto (US$636 millones) fue aprobado por el Directorio de Antofagasta Minerals a fines de 2014. Posteriormente, Minera Centinela inició el prestripping para habilitar el rajo, remover los estériles y llegar hasta los minerales oxidados.

Las obras principales consideran la ampliación de la capacidad de transporte del ducto de agua de mar desde Centinela hacia Óxido Encuentro y la habilitación de nuevas líneas de chancado y de lixiviación en pilas, además de una tubería que transportará la solución de cobre para su procesamiento en la actual planta SX-EW de Centinela, ubicada a unos 17 kilómetros de distancia.

A fines de diciembre de 2015, el proyecto estaba a tiempo y dentro del presupuesto, con 53% de avance total, incluyendo diseño, ingeniería, adquisiciones y construcción. Posterior a la reprogramación en su ejecución definida por el Directorio, se ha continuado con la construcción. Se espera la primera producción durante 2017.

Más de Minera Centinela

 

PROYECTOS DE CRECIMIENTO  

En Antofagasta Minerals reconocemos la importancia de optimizar la producción de las operaciones existentes y controlar los costos de capital. Por esta razón, nuestra gestión se enfoca en monitorear permanentemente la eficiencia de sus minas, plantas e infraestructuras de transporte. Además, impulsamos medidas para eliminar los cuellos de botella existentes, así como para posibilitar expansiones graduales que aumenten la producción y mejoren la productividad.

 Sin embargo, en las actuales condiciones del mercado del cobre, como Grupo tratamos de ajustar la cartera de proyectos, reduciendo los gastos de capital y manteniendo activos los equipos. En este sentido, los esfuerzos se están concentrando en terminar estudios de factibilidad críticos para retomar un mayor ritmo de inversión en el futuro, tales como los estudios de impacto ambiental.

Durante 2015, Antofagasta Minerals revisó el enfoque de su iniciativa para expandir incrementalmente la producción de Minera Los Pelambres. Se decidió dividir en dos fases el proyecto con el objetivo de facilitar su desarrollo y, además, conservar el capital, tomando en cuenta los menores precios de las materias primas. Esta estrategia fue aprobada por el Directorio durante el año.

Fase 1. Proyecto de Infraestructura Complementaria


El objetivo de este proyecto es optimizar la producción y eliminar algunos riesgos de Minera Los Pelambres dentro de los límites autorizados por los actuales permisos de operación y medioambientales.

Para ello se reforzará la capacidad de procesamiento de mineral mediante la instalación de una nueva línea de molienda y una nueva línea de flotación en la actual planta Chacay. De esta forma, Minera Los Pelambres podrá hacer frente a la mayor dureza del mineral que está extrayendo desde el yacimiento y volver a procesar, en promedio, del orden de 190.000 toneladas de mineral por día.

Además, el proyecto considera la construcción de una planta desalinizadora de osmosis inversa en la comuna de Los Vilos, a un costado del puerto Punta Chungo que utiliza Minera Los Pelambres para embarcar sus productos. Tendrá capacidad para generar hasta 400 litros por segundo de agua industrial, la que servirá de respaldo a los requerimientos de la operación en caso de sequía.

El agua desalinizada será conducida desde la costa hasta las instalaciones de recirculación de agua que hoy existen en el área del tranque de relaves El Mauro, a través de una tubería enterrada de 61 kilómetros de extensión.

El estudio de factibilidad de este proyecto está avanzando, al igual que su Estudio de Impacto Ambiental (EIA), que fue ingresado al Sistema de Evaluación Ambiental a mediados de 2016, luego de una etapa de participación ciudadana anticipada.

El gasto de capital se estima en aproximadamente US$1.000 millones: cerca de US$ 600 millones destinados a reforzar la molienda y flotación y el resto para la planta desalinizadora y el sistema de impulsión de agua.

Fase 2. Extensión vida útil y aumento de producción


En esta fase, el objetivo es aumentar la capacidad de procesamiento de mineral a 205.000 toneladas por día y ampliar la vida útil de la mina más allá de los 22 años actualmente aprobados. Como parte del desarrollo de esta fase, debe presentarse un nuevo Estudio de Impacto Ambiental (EIA) para incrementar la capacidad de depósito de relaves y definir nuevos botaderos de estériles.

El gasto de capital para esta fase del proyecto se estima en unos US$500 millones, siendo la mayor parte del gasto para equipos mineros que sumarán capacidad adicional de chancado, molienda y celdas de flotación. Las correas transportadoras que van desde el chancador primario a la planta concentradora tendrán que ser potenciadas para soportar la producción adicional.

Durante 2016 se está avanzando en los estudios críticos (capacidad de almacenamiento de relaves y de depósito de estériles), paralelamente con el estudio de factibilidad para la Fase 1. Esta segunda fase de proyecto se implementará una vez ejecutada la fase 1 de la Infraestructura Complementaria.

Más de Los Pelambres

En Antofagasta Minerals seguimos evaluando opciones para desarrollar el distrito de Minera Centinela a su máximo potencial, un área clave para el crecimiento a más largo plazo del Grupo.

En este contexto, en mayo de 2015 se presentó al Sistema de Evaluación Ambiental el proyecto Desarrollo Minera Centinela (DMC), con el objetivo de aumentar la capacidad de tratamiento de mineral y producción de concentrado de cobre, además de extender su vida útil hasta el año 2056.

Sus principales obras consisten en la construcción de dos nuevos rajos, una nueva planta concentradora y un segundo depósito de relaves espesados. Toda su operación utilizará agua de mar sin desalar.

El proyecto será ejecutado en dos etapas. La primera aumentará la capacidad de procesamiento de mineral en 90 mil toneladas por día y aportará 140.000 toneladas de cobre fino (tmf) por año en promedio; la segunda etapa sumará 60.000 toneladas por día, agregando otras 60.000 tmf por año.

En ambas etapas, el proyecto considera una inversión estimada de US$2.300 millones. Sin embargo, el equipo del proyecto sigue revisando opciones para reducir sus costos de capital, incluyendo el mejor uso de la actual infraestructura (tendido eléctrico, ductos, instalaciones para el embarque de concentrado y otras).

Actualmente se avanza en terminar su estudio de factibilidad, el que debería estar concluido durante el 2017. Este estudio incluye una prueba piloto respecto de la tecnología de chancado con rodillos, el que se está considerando en lugar del SAG convencional en caso que el pilotaje sea exitoso.

El mineral necesario para alimentar la segunda planta concentradora, que se construiría a 7 kilómetros de la actual, provendrá primero del yacimiento Esperanza Sur y, una vez finalizada la extracción de óxidos del rajo Encuentro, procesará los sulfuros de éste.

Como Grupo seguiremos evaluando otras oportunidades en el distrito de Minera Centinela, de las cuales Polo Sur es la más significativa. Este yacimiento tiene recursos por 1,5 mil millones de toneladas, con 0,34% de cobre, además de oro y molibdeno, e incluye 125,5 millones de toneladas de óxidos de cobre, con una ley promedio de 0,4 %, y algunos sulfuros supergenos lixiviables adicionales. El yacimiento se ubica aproximadamente a 35 kilómetros de Centinela y, a futuro, los óxidos pueden servir como continuidad operativa de la línea de Óxidos de Centinela.

Más de Centinela

 

PROYECTOS NUEVOS 

Twin Metals Minnesota LLC (Twin Metals) es un proyecto minero subterráneo de metales de cobre, níquel y platino (PGM), perteneciente a Antofagasta Minerals. Reúne los yacimientos de cobre-níquel-PGM de Maturi Southwest, Birch Lake y Spruce Road, ubicados en el noreste de Minnesota, Estados Unidos.

En enero de 2015, Antofagasta Minerals aumentó la propiedad de Antofagasta plc en el proyecto a un 100%. Como Grupo, actualmente estamos evaluando y realizando ejercicios de optimización del estudio de prefactibilidad llevado a cabo en 2014. También hemos avanzado en los estudios geotécnicos y los trabajos hidrológicos necesarios para respaldar futuras revisiones y permisos ambientales.

Más de Twin Metals Minnesota

 

OTRAS ACTIVIDADES DE EXPLORACIÓN Y EVALUACIÓN 

En Antofagasta Minerals tenemos un activo programa de exploración en fase temprana fuera de las actuales ubicaciones principales de los distritos mineros de Centinela y Los Pelambres. Esto se realiza a través de su equipo de exploración interno o asociado con terceros para constituir un portafolio de oportunidades a más largo plazo en Chile y el resto del mundo.

Focalizamos nuestras actividades de exploración en los principales cinturones de pórfidos de cobre en el norte y centro de Chile.

Durante 2015, se aumentaron los recursos mineros en 45,6 millones de toneladas relacionadas con el proyecto Llano-Paleocanal, demostrando así nuestra capacidad para seguir ampliando y desarrollando nuestra base de recursos. El programa de 2015 significó un aumento de los recursos minerales en el proyecto Los Volcanes y los yacimientos de Polo Sur en 831,3 millones de toneladas, mediante la exploración y perforación de interubicaciones y la realización de modelos geológicos y de recursos.

Poseemos propiedades mineras en todo Chile y en algunos casos realizamos exploraciones bajo contrato con los dueños de los terrenos o el Estado.

Más sobre nuestras operaciones en Chile

Nuestra estrategia de exploración internacional consiste en identificar, obtener y evaluar de manera rápida y efectiva proyectos de exploración de cobre de alta calidad en jurisdicciones de América, Australia-Oceanía y África.

Durante el 2015, Antofagasta Minerals perfeccionó su cartera de proyectos de exploración en etapa temprana con el objetivo de concentrarse en áreas clave para el cobre alrededor del mundo. Trabajamos junto a un grupo seleccionado de empresas, tanto públicas como privadas, para avanzar en proyectos en Argentina, Australia, Canadá, Chile, México y Zambia. Al mismo tiempo, nos retiramos de iniciativas en Australia, Canadá, Finlandia y Portugal.

En este sentido, la estrategia consiste en asociarse con empresas junior de exploración que tengan experiencia, financiando sus programas de trabajo para obtener una participación en los futuros proyectos. De esta forma, aprovechamos además sus conocimientos locales y capacidades.

Más sobre nuestras operaciones internacionales