• Gracias a los minerales identificados en los proyectos Cachorro y Encierro, la compañía cuenta con nuevos recursos mineros que podrían ser explotados en el futuro. Luego de más de 6 años de trabajo, se debe seguir con las tareas de exploración para terminar de definir las características de estos yacimientos, los que luego podrían ser incluidos en la cartera de desarrollo del Grupo.
  • “El éxito del equipo de exploraciones es una muy buena noticia no sólo para nuestra compañía, sino también para la minería chilena. El proyecto Cachorro, que se encuentra cerca de Antucoya y Centinela, es uno de los descubrimientos más interesantes de los últimos años en Chile”, comentó Iván Arriagada, Presidente Ejecutivo de Antofagasta Minerals.

En el marco de la conferencia de la Prospectors and Developers Association of Canada ("PDAC") en la ciudad de Toronto, Antofagasta Minerals anunció un importante aumento en sus recursos mineros gracias al trabajo realizado por el equipo de exploraciones en dos nuevos yacimientos descubiertos en el norte de Chile, lo que le podría generar oportunidades de crecimiento de su producción de cobre en el futuro.

El primero de los proyectos, que se conoce como Cachorro, se encuentra en la región de Antofagasta, en la zona costera del desierto de Atacama, a 1.100 km al norte de Santiago. Está ubicado entre las compañías Antucoya y Centinela que ya son operadas por el Grupo y podrían eventualmente compartir el uso de algunas de sus instalaciones.

Los nuevos sondajes realizados en Cachorro en los últimos meses, donde hasta ahora se han perforado más de 200 pozos de exploración, han aumentado los recursos inferidos de la zona central y principal del depósito a 155 millones de toneladas de recursos inferidos, con leyes de 1,20% de cobre. Estos recursos representan sólo una parte del potencial del depósito. Este yacimiento, 100% propiedad de Antofagasta Minerals, contiene sulfuros de tipo manto, principalmente calcopirita y bornita, y algunos óxidos. Luego de más de 6 años de trabajo, la compañía seguirá avanzando con sus campañas de exploración para transferir el potencial a recursos inferidos.

Por otra parte, la empresa también informó avances en la exploración del proyecto Encierro, ubicado en la cordillera de Los Andes de la región de Atacama, a 100 km al este de la ciudad de Vallenar y a 600 km al norte de Santiago. Desde 2016 a 2021, los sondajes realizados por la compañía identificaron un depósito que contiene 522Mt de recursos inferidos, con leyes de 0,65% de cobre, 0,22g/t de oro y 74 ppm de molibdeno, lo cual corresponde a 0.79% de Cu eq.

El descubrimiento del depósito Encierro forma parte de un contrato de joint venture con Barrick Gold, en el cual Antofagasta tiene mayoría y controla los programas de exploración. Es un sistema de pórfidos de cobre del Mioceno que presenta una mineralización hipogénica con una zonificación de sulfuros y de alteración distinta.

“El éxito del equipo de exploraciones es una muy buena noticia no sólo para nuestra compañía, sino también para la minería chilena. El proyecto Cachorro, que se encuentra cerca de Antucoya y Centinela, es uno de los descubrimientos más interesantes de los últimos años en Chile. Tenemos que seguir definiendo bien estos yacimientos antes de poder evaluar su posible explotación en el mediano plazo”, comentó Iván Arriagada, Presidente Ejecutivo de Antofagasta Minerals.

Por su parte, el gerente de Exploraciones del Grupo, Sergio Giglio, señaló que “estos resultados son fruto de un extenso programa que tenemos como Grupo, tanto en Chile como en otros países de América. No siempre se tiene éxito, por eso para nosotros es muy gratificante dar a conocer los avances logrados en Cachorro y Encierro, donde vamos a seguir trabajando para seguir aumentando la base de recursos mineros de la compañía”.