• Este resultado implica una disminución respecto al mismo periodo del año anterior debido a un menor precio del cobre, menores ventas y a una caída en la producción causada por la sequía que afecta a la zona central.
  • Por otra parte, la compañía informó que, a partir de abril de este año, todas las operaciones de Grupo pasaron a utilizar energía sólo de fuentes renovables, en línea con su estrategia de Cambio Climático.

Antofagasta plc informó hoy que sus utilidades antes de impuestos durante el primer semestre de 2022 fueron de US$679,6 millones, lo que representa una caída respecto al mismo periodo del año anterior. Esto se explica principalmente debido a una menor producción, lo que llevó a menores ventas de cobre y de subproductos, además de una baja en el precio del cobre. Por su parte, la utilidad neta después de impuestos de la compañía alcanzó US$260 millones, con una carga tributaria para el período de US$248 millones.

“Hemos tenido que enfrentar varios desafíos en estos primeros seis meses del año: volatilidad en el precio del cobre como resultado de eventos macroeconómicos, la prolongada sequía en la zona central de Chile y un incidente en el concentraducto de Minera Los Pelambres. Asimismo, las ventas durante el periodo bajaron, lo que se vio reflejado en nuestros resultados financieros para el semestre,” señaló Iván Arriagada, Presidente Ejecutivo de Antofagasta plc.

Sin embargo, el ejecutivo informó que se espera un mejor desempeño en la segunda mitad del año, “ya que la producción aumentará de trimestre en trimestre y embarcaremos los concentrados de Los Pelambres que se retrasaron por el incidente del concentraducto. Adicionalmente, la planta desalinizadora comenzará a operar en el último trimestre del año, lo que aumentará la disponibilidad de agua. Estamos confiados en cumplir la meta del Grupo y producir entre 640.000 y 660.000 toneladas de cobre este año”.

La menor producción registrada en el primer semestre y el aumento en los precios de insumos claves, como el petróleo y el ácido sulfúrico, incidieron en un aumento en los costos de producción respecto al año anterior. El costo neto de caja llegó a US$1,82 la libra, aunque se logró un ahorro de US$35 millones gracias a iniciativa impulsadas por el Programa de Costos y Competitividad que impulsa la compañía. 

“En el corto plazo se mantienen incertidumbres globales como la inflación y los conflictos geopolíticos, por lo que seguimos comprometidos con nuestra disciplina operacional y el control de costos,” dijo Iván Arriagada. 

Avances en la estrategia de cambio climático

Por otra parte, la compañía informó que, a partir de abril de este año, todas las operaciones de Grupo están utilizando energía eléctrica generada sólo por fuentes renovables, en línea con su estrategia de Cambio Climático.   

“El rol crítico del cobre en el desarrollo de tecnologías bajas en emisiones de gases de efecto invernadero es esencial para la transición energética, por lo que los fundamentos de largo plazo del precio del cobre siguen favorables. Estoy confiado que la estrategia de Antofagasta Minerals de desarrollar minería para un futuro mejor es la correcta, ya que crea valor a largo plazo para todos nuestros públicos de interés”, aseguró Iván Arriagada.   

Asimismo, el ejecutivo informó que la planta desalinizadora de Minera Los Pelambres registra un avance de 82% al cierre del primer semestre, lo que ratifica que su puesta en marcha se realizará antes de final de este año. Al mismo tiempo, se está avanzando en la tramitación de los permisos ambientales para duplicar su capacidad y, de esta forma, poder operar principalmente con agua de mar y recirculada a partir de 2025.

Finalmente, Iván Arriagada reiteró que el Grupo Minero mantiene su estimación de invertir US$1.900 millones este año, cifra similar a la del año anterior. 

Ver comunicado español

Ver comunicado inglés